Oraciones para Bendecir el Hogar

oración del día

Oración para cuando te sientas solo

Señor, hoy me encuentro solo, sin amigos o compañía con quien hablar o comunicarme. Señor rezo para que si mi forma...

Oración en las Dificultades Económicas

Procuraré Señor, en mis momentos de angustia y amargura, 
recordar tu nombre y alabarlo por ponerme a prueba...

Oraciones Cristianas

Llénate del amor de DIOS

Palabras que Fortalecen​​​​​​

Bendición del hogar 2


Bendice a quienes habitan esta casa, bendice a todo el que entra y sale de ella. Guarda nuestro hogar y danos tu paz, danos coraje para enfrentar con sabiduría y amor las necesidades de cada día, transformándonos  en instrumentos de tu voluntad. Amén.



Bendición del hogar 3


La Bendición de Dios descienda sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella. Y la gracia del Espíritu Santo santifique a todos. El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella. La Santísima Virgen y Madre de Dios, cuide a todos con su materna protección y libere a todos de los males del alma y del cuerpo. La poderosa intercesión del bienaventurado San José, dé a nuestros trabajos prosperidad y muchos méritos a nuestros sufrimientos. Los ángeles de la guarda protejan a cuantos hay en esta casa de las asechanzas del maligno enemigo y nos conduzcan a la patria eterna. Descienda sobre nosotros la bendición de Dios, del + Padre, y del + Hijo y del + Espíritu Santo y permanezca siempre con nosotros, Amén.


Oración para un hogar feliz.


Señor Jesús, Tú viviste en una familia feliz.

Haz de esta casa una morada de tu presencia,

un hogar cálido y dichoso.

Venga la tranquilidad a todos sus miembros,

la serenidad a nuestros nervios,

el control a nuestras lenguas,

la salud a nuestros cuerpos.

Que los hijos sean y se sientan amados
y se alejen de ellos para siempre
la ingratitud y el egoísmo.
Inunda, Señor, el corazón de los padres
de paciencia y comprensión,
y de una generosidad sin límites.

Extiende, Señor Dios, un toldo de amor
para cobijar y refrescar, calentar y madurar
a todos los hijos de la casa.

Danos el pan de cada día,
y aleja de nuestra casa
el afán de exhibir, brillar y aparecer;
líbranos de las vanidades mundanas
y de las ambiciones que inquietan y roban la paz.

Que la alegría brille en los ojos,
la confianza abra todas las puertas,
la dicha resplandezca como un sol;
sea la paz la reina de este hogar
y la unidad su sólido entramado.

Te lo pedimos a Ti que fuiste un hijo feliz
en el hogar de Nazaret junto a María y José.

Amén.​

Dios mío bendice mi casa, para que sea el hogar del amor y de la paz. 

Bendice la puerta abierta como dos brazos extendidos que dan la bienvenida. 

Bendice las ventanas que dejan entrar el sol a raudales cada mañana y por donde se asoman las estrellas que son luces de esperanza. 

Bendice los muros que nos defienden del viento, del frío y que son nuestros amigos en las horas que pasan. 

Bendice nuestra mesa y los sitios de trabajo para que nos ayudes y el lugar de reposo para que nos guardes. 

Bendice el techo que cobija los afanes de hoy y los sueños de mañana y que guarda para siempre entre los vivos la memoria sagrada de los que se han ido. 

Bendice la luz de la casa: la madre, la fuerza y el aliento... el padre y que sean benditos los hijos  luz y esperanza de ellos. 

Bendice los sentimientos, las ternuras, los anhelos que florecerán en nuestras vidas. 

Bendice nuestros pensamientos para que sean puros, las palabras para que sean rectas, nuestros actos para que nos conduzcan hacia TI. 

Bendice nuestras horas de paz y de silencio, para que fortalezcamos juntos nuestro espíritu. 

Bendice nuestros dolores y alegrías porque son el corazón de la familia. 

Señor quédate con nosotros... en tu morada... en nuestra casa....