Oración para que mi esposo cambie su comportamiento

oración del día

Oración por mi esposo


Querido Dios, en este momento acudo ante ti para pedirte que tu amor habite en el corazón de mi esposo y lo ayudes a tener un espíritu noble y generoso.


Señor, te imploro que lo ayudes a que su fe en ti crezca y que renazca de él la bondad y el amor. Que nunca olvide tu infinito amor y misericordia y que aprenda a caminar confiado en ti. Que cada una de sus palabras, gestos y obras vengan pensadas en tu amor.


​​En el nombre poderoso de Jesús.


Amén

Oraciones Cristianas

Llénate del amor de DIOS

Palabras que Fortalecen​​​​​​

Oración de Sanación

Querido Dios, Tú eres juez justo, santo y verdadero. Tú eres el Dios de las Alturas, nos has dado la vida y tienes todo el poder...

Oración para cuando te sientas solo

Amado Jesús, sufro la soledad y siento que ya no puedo hacerle frente a la vida. El mundo se ha vuelto una simple rutina, causándome frustración. Muéstrame otro camino...

Oración en contra del Coronavirus

 leer

Padre, tu que eres grande y misericordioso, hoy vengo pedirte con mucha humildad que toques y transformes el corazón de mi esposo para poder restaurar y reconstruir nuestro matrimonio.​


Señor, mi matrimonio ha entrado en dificultades porque mi esposo ha endurecido su corazón. Su comportamiento y sus acciones hacen que nuestra familia sufra y sus duras palabras hirientes lastiman nuestro amor.


​Padre Celestial, el corazón de mi esposo se ha convertido en un corazón de piedra con paredes defensoras a su alrededor y hoy en día está viviendo una vida en rebeldía, desobediencia, en orgullo, mentiras, egoísmo y con ataduras a la infidelidad. Yo sé que él es un hombre bueno, pero se ha dejado seducir por el pecado y lo ha arrastrado a la vida mundana, haciéndolo olvidar del amor a su familia y de su hogar.


​​Señor, tu eres el buen Pastor, el que da la vida por sus ovejas, en estos momentos mi esposo es una oveja que se ha alejado de tu rebaño y yo, como su esposa, te pido y ruego por él, para que vuelva a ser un hombre bueno, ese buen hijo, padre, esposo y amigo, una persona temerosa de ti y seguidora de tus mandatos.


También te pido que sanes mi Corazón herido y que recojas los pedazos rotos de mi vida para que los pongas otra vez juntos. Te pido que seas mi maestro, consejero y amigo y que me ayudes a que nunca me falle la fe en ti.


Tú que conoces el amor, la misericordia, la gracia, el perdón y el poder, te pido que nunca me abandones y escuches mis súplicas.


Amén.​​