oración del día

Oración de Sanación

Querido Dios, Tú eres juez justo, santo y verdadero. Tú eres el Dios de las Alturas, nos has dado la vida y tienes todo el poder...

Oración en contra del Coronavirus

 leer

Oración para cuando te sientas solo

Amado Jesús, sufro la soledad y siento que ya no puedo hacerle frente a la vida. El mundo se ha vuelto una simple rutina, causándome frustración. Muéstrame otro camino...

Oraciones Cristianas

Llénate del amor de DIOS

Palabras que Fortalecen​​​​​​

Novena a la Virgen Santísima pidiendo un hijo

​​Oración:
​María, madre de Jesús, enséñanos a rezar con fe, con apertura de corazón y sencillez. No solo por nuestras necesidades sino también por las de todos aquellos que sufren y necesitan de nosotros y de nuestra palabra de esperanza. Que de nuestra boca, como de la tuya, broten palabras de alabanza hacia el Creador y Dador de vida. Dios Padre Nuestro, rico en amor y misericordia, que este tiempo de espera se transforme en una oportunidad de crecer en nuestra fe y nuestra entrega a los demás. Que podamos encontrar momentos de alegría y felicidad y los compartamos con quienes nos rodean.
 
A cada intención respondemos : Por María, nuestra madre, te lo pedimos Señor.
Por todos los padres y madres que esperan un hijo. Por María, nuestra madre, te lo pedimos Señor.Por la intención de tener un hijo. Por María, nuestra madre, te lo pedimos Señor.


Rosario de los siete dolores de nuestra Santísima Madre


Esta devoción representa los siete dolores que sufrió nuestra Santísima Madre por su hijo Jesús.  Este rosario es muy agradable a María. 
1. La profecía de Simeón. “Una espada de dolor atravesara tu corazón”Un 
Padre Nuestro y siete Avemarías
2. La huida a Egipto. Escapando de la persecución de Herodes que quería matar a su Hijo amado. Un 
Padre Nuestro y siete Avemarías

Día Tercero 

Dios hace maravillas con nuestra vida.


Lectura de Lc 1, 46-50


Se recomienda hacerla ambos esposos, en lo posible 

y mejor aún con otros matrimonios.

​​

​​Para cada día comenzar con la Señal de la Cruz y luego hacer una oración pidiendo el arrepentimiento de nuestros pecados:

​Por la  Señal de la santa Cruz, líbranos Señor Dios de todos nuestros enemigos. Amén.

​​

Acto de Contrición

Ten piedad de mi, Señor, por tu bondad, Por tu gran compasión, borra mis faltas. Crea en mi, Dios mío, un corazón puro, Y renueva la firmeza de mi espíritu. No me arrojes lejos de tu presencia, Ni retires de mi tu Santo Espíritu. Nuestra Señora de la Dulce Espera, Ruega al Padre por la intención de esta novena. y por nuestros hijos.
Luego hacer la lectura bíblica, la reflexión y oración propia de cada día y el Rosario de los siete dolores de nuestra Santísima Madre.


Reflexión:
Cuando Isabel saludo a la joven pariente que llegaba de Nazaret, María respondió con el Magnificat. Es la alabanza de todo su ser hacia Dios, expresada de forma poética, pero sencilla. Sus palabras están inspiradas en muchos textos sagrados del pueblo de Israel y reflejan el gozo de su espíritu, la felicidad que le provoca ser consciente de que en ella se realiza la promesa hecha “en favor de Abraham y su descendencia por siempre”.